¡Bienvenido a Ciencia4Kids!

Descubre el fascinante mundo de la ciencia de forma sencilla y educativa.

¿Qué es un cambio físico y qué es un cambio químico?

Una bicicleta oxidándose muestra un cambio químico.

Una bicicleta oxidándose muestra un cambio químico.

Una bicicleta oxidándose muestra un cambio químico.

Una bicicleta oxidándose muestra un cambio químico.

Un cambio físico es cuando una cosa o sustancia se transforma sin que se altere su composición. Es decir, sigue siendo lo mismo pero con una apariencia diferente.

Por ejemplo, cuando cortas una manzana en pedazos, siguen siendo manzanas, solo que en trozos más pequeños. También, si mezclas agua con arena y luego la separas, la arena sigue siendo arena y el agua sigue siendo agua.

En cambio, un cambio químico es cuando una sustancia se transforma en otra distinta, cambiando su composición. Es como si se convirtiera en algo completamente nuevo.

Por ejemplo, cuando cocinas huevo, la clara y la yema se transforman en una sustancia sólida. Ya no son igual que cuando estaban crudos, ¡ahora es tortilla! Otro ejemplo es cuando quemamos papel, se convierte en cenizas, que ya no son papel, sino un nuevo material.

Los cambios químicos usualmente se acompañan de otros indicadores, como la formación de gas o un cambio de color. Por ejemplo, cuando echas bicarbonato de sodio en un vaso con vinagre, sale burbujas y se pone efervescente. Esto es un cambio químico que produce dióxido de carbono.

En conclusión, un cambio físico es cuando algo se transforma en una apariencia diferente sin cambiar su composición. Mientras que un cambio químico es cuando una sustancia se transforma en una nueva, cambiando su composición. Así, podemos identificar los cambios a través de ejemplos y observando cómo se alteran los materiales que conocemos en nuestro día a día.

Una bicicleta oxidándose muestra un cambio químico.

Una bicicleta oxidándose muestra un cambio químico.